Tales

ENYEDI Y STÖCKL: ESPÍRITU Y TRANSGRESIÓN

 

Ambas son imprescindibles para entender el camino de las mujeres cineastas en Europa. Sus miradas han marcado las cinematografías de sus respectivos países, aunque una ha sufrido un involuntario parón de más de una década en su carrera, y la otra ha chocado con un incomprensible olvido que escondió su trabajo en las sombras. Ildikó Enyedi (Budapest, 1955) y Ula Stöckl (Ulm, Baden-Württemberg, 1938) son las grandes protagonistas de dos retrospectivas en el #15FestivalSevilla.

 

Ildiko

 

No digas que fue un sueño

 

Hace un año, el Festival de Berlín premiaba con su Oso de Oro a 'En cuerpo y alma' (2017), una historia de amor marcada por los sueños, aquellos que crean un universo común para sus protagonistas, dos personajes sumidos en la incomunicación que se enamoran mientras duermen. "Son nuestros sueños los que nos unen, el subconsciente es como un espacio subterráneo donde todos estamos conectados mientras que en la
superficialidad del mundo nos vamos alejando los unos de los otros", explicaba Ildikó Enyedi (Budapest, 1955) en la promoción de su último largometraje. La cineasta húngara volvía al cine tras un parón involuntario de más de una década, en la que llegó a desesperarse con la cantidad de proyectos que cayeron antes de hacerse realidad. Como dijo, "fue la luz de un túnel terriblemente largo".

Fue la única mujer de su promoción en la Escuela de Cine y Arte Teatral de Budapest y formó parte de un colectivo artístico underground llamado Indigo. Trabajó en el estudio Béla Balázs, el único de cine independiente en Europa Oriental anterior a 1989, y fundó su propia compañía de producción, Three Rabbits Studio. Rodó varios cortometrajes, experimentales y narrativos, y en 1987 debutó en el largo con 'The Mole'. Y en 1989, y con su segundo trabajo tras la cámara, 'My 20th Century', recibió la Cámara de Oro del Festival de Cannes. Las tres películas citadas se incluirán en una retrospectiva junto a 'Simon mágus' (1999), galardonada en Locarno.

 

Century


Su corpus, completado con 'Magic Hunter' (1994), 'A Gyár' (1995) y 'Tamas és Juli' (1997), reflexiona sobre la relación entra la razón y el destino, la determinación y la fatalidad, la dualidad entre cuerpo y espíritu. Siempre acudiendo a un muy particular sentido del humor. Y desde una potente perspectiva femenina forjada en sus años de estudiante en una escuela sin más alumnas: "Era el bicho raro con la libertad del bicho
raro, no fue tan malo, porque era una excepción, no amenazaba el status quo con mi presencia. Ahora hay muchas más chicas en un territorio tradicionalmente masculino, y ahora sí tienen que soportar comentarios arrogantes y sexistas. Esta guerra abierta sólo se puede ganar uniéndonos, hombres y mujeres, en una experiencia laboral en común, con paciencia y sentido del humor".

 

Ula

 

A la vanguardia del feminismo

 

Nombre fundamental del Nuevo Cine Alemán de los 60 y 70, pionera del cine feminista y reivindicativo, mujer adelantada a su época con una obra que ha permanecido incomprensiblemente en las sombras, militante a la manera de Agnès Varda o Vera Chytilová, Ula Stöckl tendrá una retrospectiva en el Festival de Sevilla. Fue una de las primeras cineastas una Alemania entonces dividida por el Muro, como ella misma explicaba en una entrevista: "Fue antes del movimiento de mujeres. En lo que respecta a los hombres, yo era solo una mujer. Pero nunca concebí mis películas como películas de mujeres". En cualquier caso, el mensaje era poderoso, como el compromiso político, e iban acompañados de formas narrativas vanguardistas con guiños a la cultura pop.

 

Giganten


Desde 1964, año en el que dirigió su primer corto, 'Antigona', firmó una veintena de trabajos para el cine y la televisión. Precisamente ese debut se verá en el homenaje que le dedicará nuestro certamen, junto a otro corto ('Don't Talk About Fate') y cuatro largos: 'The Cat Has Nine Lives' (1968), recientemente restaurado y considerado el primer largometraje feminista de la historia del cine alemán, 'The Golden Thing' (1972), 'Sleep of Reason' (1984) y 'The Old Song' (1992). Y un plato fuerte del festival: sus 'Stories ofthe Dumpster Kid', un proyecto parido junto a Edgar Reitz, compuesto de 25 cortos rodados en 16mm. y concebido para ser mostrado fuera de una sala de cine, buscando la interacción con un público que decide el orden de proyección en un entorno tan lúdico y festivo como será, en Sevilla, un bar. La propia directora comentará su trabajo y la
elección de los espectadores en una sesión muy especial.


Las dos retrospectivas dedicadas a Ula Stöckl y a Ildikó Enyedi son meredidisimas reivindicaciones, muy necesario para que los nuevos públicos descubran la trayectoria de dos mujeres comprometidas e importantísimas en la historia del cine europeo de las últimas décadas.